25 de marzo de 2013

Joves Socialistes defiende la desaparición de la asignatura de Religión del currículum escolar


Joves Socialistes del País Valencià responde a NNGG tras acusar al profesorado valenciano de “adoctrinar” a los estudiantes


La campaña #quenotelien con la que NNGG de la província de Castellón pretende atacar al profesorado valenciano, acusándolo de “adoctrinar” en sus clases, les ha salido por la culata. Una lluvia de comentarios, críticas y burlas de cientos de personas en las redes sociales, ha acabado desviando el objetivo original de la iniciativa, y evidenciar la pobreza de los argumentos con los que los jóvenes del PP han llegado incluso a acusar al profesorado de ser culpable de los recortes en la Educación pública, “que ellos mismos provocan”. 

Militantes y simpatizantes de Joves Socialistes del País Valencià (JSPV) han respondido a estas graves acusaciones en la red social Twitter, por ejemplo, haciendo hincapié en que la única doctrina que se enseña en las aulas valencianas es la relacionada con la religión católica, o acusando a NNGG de condunfir el pensamiento crítico, reflexión y debate con adoctrinamiento.

Joves Socialistes lamenta que NNGG sea “incapaz de rebelarse contra los recortes e impagos que su partido está imponiendo a los jóvenes valencianos”, a quienes el PP ha recortado becas, subido tasas y el IVA escolar, o mientras existen centros educativos sin calefacción, además de cientos de barracones y una deuda insoportable con las universidades públicas valencianas. En lugar de denunciarlo, “los jóvenes del PP insultan al profesorado y a los miles de jóvenes que se protestan para defender sus derechos”, censuran desde la organización juvenil.

Finalmente, Joves Socialistes ha defendido la eliminación de la asignatura de religión del currículum escolar, por considerarla una materia “subjetiva y dogmática”, incompatible con un Educación que “ha de ser laica y formar en valores cívicos y de convivencia”, reivindican.

0 comentarios :

Publicar un comentario

No serán admitidos comentarios ofensivos. Puedes opinar con libertad, pero sin faltar al respeto.