7 de diciembre de 2012

La prevención, un arma en peligro

Secretario General

El pasado 1 de diciembre conmemorábamos el Día Internacional de la Lucha contra el SIDA. Los socialistas de l’Horta Nord nos hemos volcado para concienciar a la población sobre el peligro de bajar la guardia ante esta epidemia. En estos 30 años de lucha hemos conseguido innumerables avances, se ha alargado la esperanza de vida de las personas afectadas de VIH y se ha conseguido que la enfermedad pase de ser mortal a ser crónica. Quizá estos avances sean, en gran parte, culpables de la relajación de la población ante la enfermedad o quizá sea porque estamos ya tan acostumbrados a escuchar hablar del VIH/SIDA que no nos damos cuenta del peligro que supone para nosotros no protegernos.

Es por eso que es ahora cuando las administraciones deberían estar más alerta y dedicando todos sus esfuerzos a erradicar la enfermedad ya que las cifras nos dicen que está habiendo un repunte en los casos de VIH/SIDA, sobre todo entre la población LGTB. Lejos de ser así tanto Gobierno central como la Generalitat Valenciana han recortado los planes de prevención en la lucha contra el SIDA, como así atestiguan organizaciones como la FELGTB (Federación Estatal de Gais, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales) o CALCSICOVA (Coordinadora de la lucha contra el SIDA de la Comunidad Valenciana) que lleva meses denunciando la amenaza que supone para  los enfermos de VIH/SIDA los recortes en Sanidad llevados a cabo por el Gobierno Valenciano.

Pero no sólo los recortes específicos en prevención (como la eliminación de un partida presupuestaria específica para el Plan Nacional de la Lucha contra el) están suponiendo un grave retroceso frente al VIH/SIDA, los recortes sanitarios están siendo una lacra para aquellas personas que se han quedado fuera del Sistema Nacional de Salud, como son inmigrantes irregulares o personas mayores de 26 años que jamás han cotizado, y que están afectadas por esta enfermedad ya que los tratamientos han dejado de ser gratuitos, por lo que se teme una verdadera emergencia entre estos sectores de población.

Las tasas judiciales impuestas por el ministro Gallardón también supondrán un obstáculo a la hora de que las personas afectadas de VIH/SIDA puedan llevar ante la ley los casos de discriminación, sobre todo es preocupante en los casos que se dan en el ámbito laboral, la nueva Ley de Tasas supondrá un gran obstáculo para muchas de estas personas.

Es grave que la población baje la guardia ante el SIDA, pero más grave es que lo hagan las administraciones públicas abandonando así a unas personas que muchas veces sufren el rechazo y la marginación de un gran sector de la sociedad.

Levante-EMV. Jueves, 6 de diciembre de 2012


0 comentarios :

Publicar un comentario

No serán admitidos comentarios ofensivos. Puedes opinar con libertad, pero sin faltar al respeto.