8 de septiembre de 2011

Día del Cooperante



El 28 de abril de 2006, el Consejo de Ministros del Gobierno español aprobó el Estatuto del Cooperante y estableció el día 8 de septiembre como Día del Cooperante. El 8 de septiembre del año 2000, 189 jefes de Estado y de Gobierno firmaron la Declaración del Milenio, comprometiéndose así a trabajar juntos para erradicar la pobreza extrema en el mundo y alcanzar los ODM en el año 2015; de ahí la elección de dicha fecha. Desde entonces, y en torno al Día del Cooperante, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación y el resto de actores de la cooperación española (ONGD, CCAA, entidades locales, etc.) celebran la Semana de la Cooperación.

La Semana de la Cooperación no es sólo un reconocimiento al trabajo y esfuerzo del personal cooperante, sino que trata de sensibilizar acerca de la cooperación al desarrollo en sí como una actividad necesaria para lograr una sociedad global más justa en la que combatir el hambre y la pobreza y promover el disfrute efectivo de los derechos humanos.

El Valor de dar Futuro es el lema de esta edición de la Semana de la Cooperación, con el que se quiere poner de relieve que la cooperación para el desarrollo es una forma de acompañar, básicamente mediante financiación y apoyo técnico, a los países y poblaciones más vulnerables con el fin de promover su desarrollo integral y sostenible. Para ello, la Cooperación Española sigue las pautas de su Plan Director en vigencia, en el que se especifican los valores de la Cooperación Española. Compártelos:

La Libertad es la participación en los asuntos públicos. Es el derecho a tomar parte en las decisiones comunes. Es la capacidad de tener criterios propios y de ser protagonista de la propia historia, del propio proceso de desarrollo.

La Responsabilidad surge de la libertad y la autonomía. En cuanto somos libres, somos responsables y tenemos que dar cuenta de nuestras acciones elegidas tras un proceso de deliberación. La Excelencia, relacionada con la responsabilidad, que implica buscar aportar lo mejor posible, dar lo mejor según las propias capacidades, el esfuerzo por el trabajo bien hecho y con calidad.

La Igualdad, base del artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: "todos los seres humanos nacen iguales en dignidad y derechos". El reconocimiento de la igualdad exige la acción positiva y el compromiso activo con aquellas personas y colectivos en clara situación de discriminación y desigualdad.

La Justicia. Al tener como punto de partida el reconocimiento de la dignidad, se articulan todas las teorías de la justicia social y el esfuerzo a favor de ellas. La igualdad de oportunidades y la posibilidad de acceso a éstas, la maximización de capacidades, la satisfacción de las necesidades básicas, los principios básicos de no discriminación y la protección de los DDHH, son valores emanados del compromiso por la justicia.

La No Discriminación supone una forma de terminar con todas las barreras que impliquen un trato diferente (de exclusión, preferencia o distinción) basado en características personales como el sexo, la raza, la religión, discapacidad, clase, edad, orientación sexual, etc. que tenga como efecto menoscabar o anular la igualdad de trato y oportunidad de las personas.


La Solidaridad, proveniente del valor de la fraternidad, significa la preocupación por el otro. La solidaridad implica también la tarea de compartir esfuerzos por el mismo fin. Es el valor del apoyo mutuo en un interés común, como lo es un proyecto común de desarrollo. La solidaridad es universal cuando se preocupa no sólo por el buen fin de una acción colectiva, sino que tiene en cuenta las generaciones futuras.

El Respeto Activo significa tener un interés positivo en las diferentes formas de pensar, de vivir, de convivir. Supone una actitud de empatía, atenta por comprender y no sólo tolerar al otro.




Para más información visita: http://www.semanadelacooperacion.org

0 comentarios :

Publicar un comentario

No serán admitidos comentarios ofensivos. Puedes opinar con libertad, pero sin faltar al respeto.