9 de septiembre de 2010

Irán Suspende la Condena a Lapidación de Sakineh Mohammad Ashtiani

El portavoz del Ministerio de Exteriores, Ramin Mehmanparast, anunció ayer la suspensión temporal de la ejecución por lapidación de Sakineh Mohammadi Ashtiani, con la intención de revisar de nuevo el caso. Parece que la fuerte campaña internacional ha surtido efecto y el gobierno iraní ha cedido ante las presiones.

Sakineh Mohammadi Ashtiani, madre de dos hijos, está presa desde 2005. En Mayo de 2006 fue condenada a recibir 99 latigazos por mantener una "relación ilícita" con dos hombres. Con posterioridad, fue declarada culpable de tener una "relación extramatrimonial" y condenada a morir por lapidación.


Aun así, la noticia no garantiza la liberación de la mujer ni que no sea finalmente condenada a muerte, ya que la condena tan sólo ha sido suspendida temporalmente. Además, todo parece indicar que las autoridades iraníes están inventando nuevos cargos por el asesinato de su esposo. El 11 de Agosto, la televisión pública de Irán emitió una “confesión” de Sakineh Mohammadi, en la que parecía implicarse en el asesinato de su marido. Las autoridades iraníes han utilizado reiteradamente estas “confesiones” televisadas para inculpar a personas ya detenidas.

Desde Joves Socialistes de Paterna nos alegramos enormemente de esta noticia, aunque consideramos que es totalmente insuficiente. Es por ello por lo que os animamos y os seguimos pidiendo, por favor, que continúe y hagáis extensible la campaña de recogida de firmas a través de la página web de Amnistía Internacional. Para que no muera una mujer inocente de la forma más cruel y vil posible; y para que, de una vez, dejen de practicarse este tipo sentencias, totalmente alejadas de cualquier atisbo de justicia y humanidad.



Enlace Amnistía Internacional: http://www.es.amnesty.org/actua/acciones/iran-lapidacion-mujer/





1 comentario :

  1. A saber cómo obtienen esas confesiones.
    Al menos la publicidad que ofrecen, hace posible que desde occidente nos enteremos y se ponga en marcha la maquinaria para paralizar las penas impuestas por la religión de la paz.

    ¡Ahora a conseguir las liberaciones!

    ResponderEliminar

No serán admitidos comentarios ofensivos. Puedes opinar con libertad, pero sin faltar al respeto.